AAM es el análisis de temas complicados

AAM tiene 10 años como formato y generalmente la multitud conoce nuestro estilo. Con el pasar de los años fuimos mutando de un programa de enfrentamiento juvenil a uno de exploración popular. Varios nos definen como un programa de exploración y siempre soy muy respetuoso de esa calificación porque por naturaleza, aunque en oportunidades presentemos temas de exploración, en la mayor parte de las situaciones abordamos la agenda de actualidad, intentando encontrar incidir en la opinión pública desde una visión crítica con el poder. Somos un grupo de gente joven muy comprometida con el trabajo, la honestidad y trasparencia en nuestra agenda, pero eso por lo general genere tensión con los círculos de poder y sus adherentes.

El desafío mas importante

Es muy desafiante dejar la región de confort. Hasta parecerá ilógico para bastantes, pero si algo poseemos como conjunto es la necesidad hasta generacional de reinventarnos de forma persistente. Cuando llegamos a Telefuturo dejábamos 8 años ininterrumpidos en la RPC, dejábamos la calma de no tener que luchar minuto a minuto por el rating, aunque en el final los números nos daban a conocer que éramos lo verdaderamente visto del canal y con los informativos lo verdaderamente productivo en términos baratos, por la seguridad de las compañías.

El mayor logro

Nos enorgullece de enorme manera haber derribado aquel prejuicio instalado de “los programas periodísticos no tienen rating y no tienen anunciantes”. Hoy cerramos dos ciclos logrando en algunas ocasiones hasta triplicar la audiencia de nuestro inmediato contrincante y en el consolidado final eso nos permitió ser lo verdaderamente visto del domingo de 20.00 a 21.30.

A lo mejor eso deba ser respondido por otros, pero pienso que el sustento de audiencia conseguido, el respaldo de los anunciantes más destacables de este país y el mantenernos a lo largo de 10 años supone una incidencia en la toma de conciencia sobre temas políticos y sociales.

Lo clave y parte primordial del programa

Estamos trabajando con una producción que primero siente AAM en la piel y tiene muy sólidas sus convicciones y valores personales. Para ser buenos periodistas es requisito ser buenas personas dice un viejo pensamiento y sin lugar a dudas eso se cumple a cabalidad en este conjunto de AAM.

Deja un comentario