Traductor de Español a Guaraní

Ver traductor Español a Guaraní

información sobre el idioma Guaraní:
El 25 de agosto de todos los años se festeja el Día del Idioma Guaraní, en recordación de que se dio una calidad jurídica al guaraní al reconocerlo como lengua nacional del Paraguay a través de la Constitución Nacional. Para expertos de la lengua, este bello y exclusivo idioma es un transporte de relacionamiento de seguridad del pueblo.

¿Cómo es el idioma guaraní?
Lo que caracteriza nuestro idioma
Dulce, directo como pocos, y con la capacidad de quitar una risa con solo una palabra, el guaraní almacena la contundencia y la aptitud aglutinante de un idioma que sobrepasa las convenciones para embanderarse como un símbolo de la identidad paraguaya. Al reconocerlo como idioma nacional del Paraguay en la Constitución Nacional, el 25 de agosto de 1967, se dio por primera oportunidad una calidad jurídica al guaraní. Fue un instante histórico y, desde ese momento, quedó marcado en el calendario como el Día del Idioma Guaraní. Fue consolidado en la Carta Magna del año 1992 con la disposición de la obligatoriedad de la lección en la lengua materna del educando.

Paraguay bilingüe…
En nuestro estado, de manera oficial bilingüe, más del 87% de la gente habla guaraní, una lengua de tradición oral que transporta 500 años siendo transmitida de generación en generación, sin perder su fuerza, pese al uso del jopara, la conjunción del guaraní y el español.

Su agradable y distinguida cualidad a la hora de la comunicación

Entre las particularidades que distinguen al guaraní, hay una que se destaca en particular. Según entendidos, representa la utilidad de comunicación de seguridad del pueblo. El guaraní se modernizó al nivel que este signo de identidad paraguaya es estudiado en varias academias y universidades de todo el mundo. Inclusive tiene una sugestiva presencia en internet, más que nada en portales académicos y de información.

Más allá de que el idioma sufrió la discriminación y el desprecio, que datan de los años de invasión, hoy está nuevo y transmite profundos sentimientos de pertenencia popular y cultural. “En los estudios de los años 50 a 60 ya han comenzado a investigar su uso coloquial, y siempre se probó que el guaraní es una lengua de comunicación de seguridad. La lengua formal es el español, y cuando deseamos expresarnos informalmente recurrimos al guaraní”, detalló Domingo Aguilera, director de Indagaciones en Lingüística, de la Secretaría de Reglas Lingüísticas.

Declaró que, más allá de que la comunicación informal en el idioma es menor, las situaciones ñemombe’u (cuentos), los chistes populares, las bromas y algunas expresiones exclamativas quedan en los terrenos del guaraní. Estos, paralelamente, antropológicamente, tienen más grande valía porque recurren a la seguridad y espontaneidad entre los hablantes. Más allá de esa circunstancia, Silva resaltó que el idioma persistió debido al pueblo. “Este 25 de agosto nos hace acordarse que hay una lengua que hace 500 años viene creandose y que representa la identidad paraguaya, cuyo arte es el arte de unir las dos lenguas paraguayas”, refirió.

¿Guaraní Formal e informal?
Lo que hace único al Guaraní
Sobre la utilización del guaraní en espacios de seguridad, el instructor Ramón Silva, creador del Primer Diccionario Neológico Guaraní y “Na’ápe”, libro que acopia expresiones populares en la lengua nativa, declaró que este fenómeno hay que a la diglosia, que se otorga cuando dos lenguas coexisten, pero una de ellas otorga más grande prestigio popular que la otra, por lo cual una es más familiar y la otra más formal. Los dos expertos coincidieron en que el guaraní debe ir consiguiendo más prestigio y abogaron por que los paraguayos seamos partícipes y causantes de apreciar y ubicar nuestra lengua guaraní en un mejor sitial.

Según el experto, este fenómeno arrastra las secuelas de proyectos de extinción de la lengua en la etapa de la Guerra de Triple Unión, cuando los extranjeros implementaron una política lingüística para que el pueblo se avergonzara de su lengua materna.